Feminidad espléndida

La tragedia de Ofelia inspira la bellísima colección de Marco&María

Podría parecer estridente asociar la novia y su vestimenta a la figura de Ofelia, dado su amor desafortunado. Pensandolo atentamente pero, es precisamente el trágico final de su destino a ponerla en una dimensión trascendente de pureza y hacer de ella el ideal de la esposa absoluta. Este sentido inspira la estética prerrafaelista y a esta también se inspira la bellísima colección de Marco&María que trae intencionalmente su paleta de los cuadros de Watherhouse y John Everett Millais. Fieles a un estilo teatral y rafinado, los diseñadores tinerfeños escriben con esta colección la historia del personaje descrito por Shakespere en `Hamlet´ y cada vestido es un capítulo de ensueño. Los jardines y lagos de Danimarca prestan sus tonos verdes y grises bruma a los tejidos decorados con `gotas de rocío´ y enriquecidos por bordados y aplicaciones de flores y aves. En el vestido que se inspira en el sauce sobre al arroyo los motivos vegetales parecen trepar. La colección — presentada en la Barcelona Bridal Fashion Week , se estructura al compás de las horas del día desde los tonos claros y empolvados del amanecer hasta los degradados del ocaso, por un desfile, cuenta el periodista de rtve, que parecía un botánico con árboles en plena floración, y al final la novia como el sol en unos lujosos vestidos y tocados dorados.

marcomaria_27.jpg

The river ever running down 
Between its grassy bed, 
The voices of a thousand birds 
That clang above my head, 
Shall bring to me a sadder dream
When this sad dream is dead.

from A Year and a Day
by Elizabeth Siddal

El caballero del bosque

Cervantes & Shakespeare a los 400

En el hojear la revista El Cultural hace algunas semanas me di cuenta que el año pasado fueron celebrados los 400 desde la muerte de Shakespeare y Cervantes. Entre los temas comparativos discutidos, los que me atrajeron fueron el fantaseado encuentro entre los dos autores en Valladolid en 1605 y el relacionado misterio del `Cardenio´. Es así que googleando encontré algunas entrevistas al historiador francés Roger Chartier. El erudito — en su ensayo Cardenio entre Cervantes et Shakespeare , reconstruye la relación entre el personaje cervantino y la perdida obra shakespeariana `Historia de Cardenio´. El encuentro es allí investigado en manera forense pero sin jamás ceder a la tentación de escribir una narración policiaca. La `novela´ que empieza en el vigésimotercero capítulo de la primera parte del Quijote y entrelaza la de `El curioso impertinente´ en los capítulos siguientes, es el único punto de intersección objetivo entre los autores. El hombre en el que el imaginativo hidalgo y su pragmático escudero se enfrentan en la Sierra Morena — y desde el principio bautizado `Caballero del Bosque´, vive aquí en estado salvaje y alucinado, escondido en su `rota y mala figura´ y calibanicamente aislado a manera de bruto animal. En un escenario que mucho acuerda el shakespeariano `espacio verde´, él narra de su desventurado amor por Luscinda y de la traición de Fernando, ya seductor de Dorotea. Lamentablemente no podemos saber lo que fue de este `plot´ en las manos de Shakespeare pero podemos preguntarnos `Qué sedujo al bardo en esta historia?´. Esto han hecho en 2011 Gregory Doran y Antonio Álamo para la Royal Shakespeare Company . El canon mismo como colaborador, reimaginaron la fábula conservando su espíritu auténticamente ibérico.

COMPLETA

El ordinario se hace magia

Hamlet es un tintero en el Teatre Lliure

En los mismos días en que se ponía en escena `Shake´ en Madrid, en Barcelona la compañía británica Forced Entertainment ofrecía su `teatro de mesa´ a través de `Complete works: table top Shakespeare´. El particular proyecto presenta las 36 obras encima de una mesa y con objetos domésticos. La obra completa del bardo — repartida en itinerarios para no perderse ninguna, es concentrada en funciones de una hora de duración. En un escenario oscuro solo se pueden ver las estanterías llenas y la mesa donde uno a uno los miembros de la compañía cuentan las obras. Es así que, bajo la dirección de Tim Etchells, Hamlet se hace en tintero y Macbeth en rayador de queso, mientras que una cuchara es un sirviente y una vela un fraile. Lo que me parece interesante es el trabajo narrativo que tiene que envolver los actores. La capacidad imaginativa de los espectadores arriba a activarse en tanto que los narradores pueden crear un espacio donde poder imaginar. Es lo que pasa aquí. Una a una la obras de Shakespeare abren infinitos mundos de posibilidades usando sólo el lenguaje y la fuerza evocativa de unas cosas elegidas no solamente por sus cualidades simbólicas sino por que son cosas. Es lo que llamaría un remarcable ejercicio de `extraordinarisación´ de lo ordinario.

Narrarse con Shakespeare

Dan Jemmett propone un audaz Shakespeare

Hace diez días al Teatro de la Abadía en Madrid fue puesta en escena la revisión de Shake de Dan Jemmett. La primera versión de esta audaz adaptación de `Noche de Reyes´ ya pudo verse también de la mano del Festival de Otoño en el año 2002 . El director británico conversa con la periodista de El País y aclara como para encontrar Shakespeare había tenido que poner una distancia. Es decir marcharse de Inglaterra. Su trabajo como metteur en scène se desarrolla sorprendentemente en francés — cómplice probablemente el común destino profesional y personal con su compañera de vida Irina Brook. Una nota biográfica que me parece muy interesante en varios niveles. La necesitad de poner distancia entre sí mismo y su propia cultura como semilla de ingenio y creatividad. Pero no solo. Un trabajo de `excavación´ biográfica que se transforma en producto teatral. En este caso concreto — el segundo en una cronología de once obras desde el bardo, fueron los recuerdos de infancia y de adolescencia a inspirar el humor de la representación. En el montarla fue a un mercadillo en París y comprando un tocadiscos y vinilos al azar encontré la música que tenía de joven. Eligió `la duodécima noche´ porque allí hay `una especie de gracia´ y Shakespeare parece celebrar la vida devolviendonos a la inocencia de la infancia. En su montaje los recuerdos de niñez que emergen a la superficie son las vacaciones que pasaba con su padre en la década 1950. Un hombre que fue actor y creció en una atmósfera de entretenimiento al estilo antiguo. Encantado a ver los espectáculos de stand-up comedy en la televisión y observar los titiriteros montar sus tenderetes en playas o embarcaderos para fascinar los niños. Personalmente me encanta eso tipo de teatro que nace en el narrar sí mismo y también sucede en el entusiasmar el espectador implicándolo. En 2018 K Samka y Eat a Crocodile presentaran Jes suis invisible! desde `El sueño de una noche de verano´ .

-shake.png

Dos memorias me tienen

‘La memoria de Shakespeare’

Shakespeare sería mío, como nadie lo fue de nadie

Hay 3071 coincidencias insertando `Shakespeare´ en el buscador de El País. A esta actividad me dedico el domingo por la mañana. Y buscando en eso inmenso archivo digital encontré la noticia de un documento literario que nunca ¡y culpablemente!, había encontrado antes: La memoria de Shakespeare de Jorge Luis Borges. Esta tardía publicación del escritor argentino titula un conjunto de cuatro relatos publicado en 1983. La figura del dramaturgo inglés — aprendo al leer una nota parecida en 2016 en Babelia `para borgianos´, es recurrente en la obra del imaginativisimo autor. Sin embargo, este `ensueño shakespeariano´ tiene su más maravilloso logro de ficción en que un tal Daniel Thorpe le ofrece, — `como si me ofrecieran el mar´, la memoria del bardo. Una oferta que el narrador acepta conllevando un anhelo de posesión casi faustiano. El final, anticipa el periodista, no es del todo feliz. Voy a leer el cuento y a escucharlo aquí a partir del menudo 49:15.

  images

Irrespetuosamente suyo, Shakespeare

Porque es vuestra imaginación la que debe hoy vestir a los reyes,
Transportarlos de aquí para allá, cabalgar sobre las épocas…

Parece que la ola larga provocada por el artículo sobre `la idiotización de Shakespeare´ vacila a agotarse. En Jot Down, así que en la misma familia editorial, Ernesto Filardi profundiza los asuntos principales expresados por Marías sin jamás nominarlo. Por lo que pertenece al hecho de conferir a mujeres papeles de varones y la presumida incapacidad de la audiencia a comprender, el periodista empieza haciendo referencia al Julio César de Phyllida Lloyd, el éxito de lo cual dejó mucho perplejo al `innombrado´. En 2012 la directora presentó su versión ambientada en la época contemporánea y en una cárcel de mujeres con reparto enteramente femenino. Lejos de quedarse en un ejercicio de estilo, esa búsqueda de la diversidad continué con otras dos adaptaciones — Enrique IV y La tempestad, al contar con actrices de diferentes razas y acentos. Siempre en una prisión de mujeres para resaltar el tema de la opresión, sin cambiar la letra original. Un mensaje que fue recibido sin problemas por el público, suficientemente listo como para comprenderlo. Contrariamente a los puristas, y al argumento que estas actualizaciones son anacronismos que traicionan los escritos shakespearianos, el autor sostiene — en una estupenda paradoja, que el mayor respeto que se puede mostrar a Shakespeare es precisamente lo de perderlo el respeto, si no similarmente de`idiotizarlo´ . El concepto que aquí me parece interesante es que fue el bardo el primero `traidor´.  Su gran hallazgo fue la capacidad de decir algo antiguo en palabras nuevas en el deseo de encontrar los gustos de su propio público. El mejor modo de continuar esa aspiración es de acostarse a sus personajes y leyendas usando sin miedo referencias de hoy en día, por muy chocante que pueda parecer a los gendarmes de la pureza. Es así que Shakespeare sigue mandándonos su mensaje. Por supuesto algunos de los resultados podrán dejar a desear, sin embargo los disfrutadores del teatro lo saben y aceptan el pacto de este juego que eso es. Una practica compartida de la imaginación (y del pensamiento) que permite de responder a preguntas mientras que otras nuevas se revelan. Pero esto solo puede ocurrir si uno despide al papel de adulto muy serio y abre su corazón a sobresaltos.

oie_2711368WZ2YGbKw

For ´tis your thoughts that now must deck our kings,
Carry them here and there; jumping o´er times

Los `idiotizantes´ contestan

Estaba estudiando la diferencia entre `por´ y `para´ cuando me acordé que había aprendido uno de los usos de por — lo que se refiere a la autoría, leyendo el primero artículo que está resumido en este blog . Es así que buscando el texto a firma de Javier Marías para pegarlo a mi scrapbook, encontré algunas respuestas que me parece interesante reportar aquí . Por causa de los asertos relacionados a la supuesta revancha de género femenino allí presentados, muchas actrices y algunos actores españoles han contestado en Twitter el comentarista de El País. En relación con las adaptaciones modernas y el hecho de conferir a mujeres papeles de varones, Blanca Portillo  — ya intérprete de Hamlet, apeteció de señalar a El diario.es que esas declaraciones le produjeron `estupor´ porque vienen de una persona del ámbito de la cultura. Y además que sería más responsable según ella de tener conciencia de dónde se dicen las cosas, por ejemplo como en un periódico nacional. Finalmente ella habla de `falta de respeto rayana en el insulto´ ya que el teatro evoluciona, y si uno se queda anclado es problema suyo. Personalmente pienso que hay muchas versiones de las obras de Shakespeare ahí fuera y sería más interesante aprender a elegir en lugar de decidir de no ir al teatro nunca más.

1