Mundo equinoccial

El tesoro botánico que llegó hace dos siglos del Nuevo Mundo

En una fortuita consecuencia entre noticias, — después haber escuchado en rtve de que los jardines botánicos se construyeron para aclimatar las plantas traídas de los `nuevos continentes´ , leo en El País este articulo que acuerda el arribo de uno de esos cargamentos. Es el junio de 1817 y Mariano Lagasca y Segura, en aquel tiempo director del Real Jardín Botánico de Madrid , recoge algunos valiosos materiales procedentes del virreinato de Nueva Granada, la actual Colombia. En el momento en que se abrieron esos cajones, y él aspiró los aromas salientes desde eso `aire de bosque de Indias´— narra la periodista, parece que él se emocionó. La colección no solo de semillas, resinas, minerales, maderas, pero también de dibujos y láminas era el resultado de una vida de estudios conducida en Santa Fe de Bogotà por el sabio gaditano José Celestino Mutis, y llegaba a España precisamente por el puerto de Cádiz. El sacerdote y científico fue una figura ilustre en el mundo de la botánica, y de las millares de plantas herborizadas y ilustraciones con diarios manuscritos que pasaron a formar parte del `real enclave´ en el Paseo del Prado, Alexander Von Humboldt — con el que el botánico español mantenía correspondencia y que alojó en su casa, pudo decir que uno se asombra a pensar que un solo hombre haya recolectado un tal tesoro.

641a8acffcb54b3a82f65c01ad4b0a1f

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s