Mujeres atacadas

mujeres-al-borde-de-un-ataque-de-nervios

Cuando la película fue estrenada en los cines era 1988 y yo tenía 18 años. Había muchas berrinchudas figuras femeninas que gravitaban alrededor de mí en ese momento — madres, amantes, amigas, enemigas y adversarias, todas más o menos atacadas de los nervios y que de sobra frecuentemente perdían los papeles. Una de ellas me dijo algo que aún me acuerdo: a pesar de todo, siempre la Pepa se cambia de ropa, se cepilla el pelo, se pone el maquillaje, habla con las plantas y las moja. Dicho de otra manera, cualesquiera sean las turbulencias de su mundo interior, ella siempre permanece adherente a ella misma. Metáfora impecable y humorística es la voz de la mexicana Lola Beltrán que sigue los créditos de apertura con su Soy infeliz.

Soy infeliz porque se que no me quieres para que mas insistir
Vive feliz mi bien, si el amor que tu me diste para siempre he de sentir
Soy infeliz si porque tu no me quieres, piensas que yo he de morir
Que me sirvan otro trago cantinero yo los pago
Pa’ calmar este sufrir
Vive feliz en tu mundo de ilusiones
No pienses mas en tu amor y tus traiciones
Soy infeliz si porque tu no me quieres, piensas que yo he de morir
Que me sirvan cuatro tragos cantinero yo los pago
Pa’ calmar este sufrir
Vive feliz en tu mundo de ilusiones
No pienses mas en tu amor y tus traiciones
Soy infeliz si porque tu no me quieres, piensas que yo he de morir
Que me sirvan cuatro tragos cantinero yo los pago
Pa’ calmar este sufrir

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s