Este porrero de Shakespeare

Shakespeare era un fumeta según este doctor en antropología

Why with the time do I not glance aside
To new-found methods, and to
compounds strange?
Why write I still all one, ever the same,
And keep invention in a noted weed

Estaba leyendo los Sonetos después una copiosa cena navideña, cuando Francis Thackeray tuvo una iluminación. El número 76, hablando de compuestos extraños y de una conocida mala hierba, hace referencia a la marihuana. Así empieza la investigación de este académico sudafricano que no parece asustar la maldición incisa sobra la tumba sita en la Iglesia de la Trinidad. Y que al final logra descubrir cazoletas y boquillas en el jardín de la casa natal de Shakespeare, algunos con rastros de cannabis, residuos de coca, y evidencias de tabacos, alcanfor y extractos de nuez moscada alucinógena. En la espera de poder analizar los restos mortales del dramaturgo, él cuenta a Vice de su parentela con este último y de sus aventuras teatrales y académicas. Según el doctor la alusión velada y voluntariamente críptica a las drogas tiene una razón de ser porque la Iglesia en había prohibido el consumo y los consumidores podían ser acusados de brujería. Por lo que atañe el tema más debatido de los efectos provechosos de este hábito para la imaginación, aunque están eminencias que lo defienden, yo pienso que no es el caso. El resultado podría ser similar a lo de comer en exceso…

la-et-jc-was-shakespeare-a-stoner-20150810-001

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s